1 revoloteo

Un revoloteo lo escribí por necesidad, simplemente no me pude negar a hacerlo, se me salió de las entrañas. Fue el último poema escrito de los incluídos en CoraSón de sortilegio, es más, por poco se queda fuera, si no es por la insistencia de Hamath Guevara, quien me convenció de incluirlo, quizá  seguiría inédito y seguiría siendo privado. Este texto nació como algo personal, casi como una carta, me floreció la palabra gracias a un ser fabuloso: la ColiBrisa. Para ella nació este palabreo, y a mi me ha gustado tanto leerlo que aquí se los dejo.

1 revoloteo

Fue que quizá no la vi

¡O la vi puésn!

Pero me hice pendeeejo, wey

She came cual Colibrí

Or may be a Ketzal

El balcón abierto, su sónrisa faro

¡Me cai que no era mi‘ntención!                                    ¡Já!

La cosa es que si uno le juega con la lumbre prontitíto se tatema

Machaca-andando las palabras se cunde el cuerpo de ilusión

De cuando acá mordisquea el hombro, diestro

Tanteando

La noche

Rebuscando cosa distinta que almohada

Y nomás así, de pronto…

¡chale chale CHIÁLES ese!

De haber sabido… en una de esas & ni me hubiera apuntalado tan macizo

Tsss… igual y chance, carnal, igual y chance

La neta, like la mierda, tarda en hacer ¡pongóch! & not always flota

Ni se nota ni

Tampoco apesta necesaria…

Dicen por’ai “que la culpa no es del indio” sino de quien lo convierte en su compita…

¡Ah! pero cómo hace caso uno de táaanta pendejaaaada

si uno juera indio, caso uno querría  cosas tales como coger colibrís

o disecar quetzales

o pavimentar lagos

o desmontar glaciares o

Just que nada el impulso cardiaco que fluye like inna high-way por los textículos éxtos que garrapateyo en el metro & tren ligero

Just que nada escribo en los trenes subterráneos yeléctricos diún lago pavimentado, juyéndome, retachando

Ora, coming back to the Colibrí, no es que no quisiera querer, me cai,

Si sí quisiera pero va siendo puésn,

que no es lo que quero

The point is que el bastión primigenio…

“El sema del alarido”

Otsss, seamamón, la banda

Me des-concentro, me des-enfoco

El wey de enfrente merodea mon libreta

Su ojo de vidrio me caga, como el del Corazón Delator y Parlante y Hablante,

¡CoraSón-Chiva, puésn!

Verboso de todas todas, Sí’ñor

Como sus brazos tan cruzados en ese simulacro de ¡me vale madres!

Pero no

Hi’s just like me…

Cuando volví, she had learned to fly

Agitábanse sus alas ya lejos, en lontananza.

Sólo, encendí la pipa en el balcón de mi cubil

Sólo, me resta el eco.

Sólo, the last glimpse of her trinar:

Tonite, la Luna quiere verse tan linda como ella,

aunque no sea Colibrí.

Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo Arte, Literatura, Obra de Jaime Coello Manuell, Poesía

6 Respuestas a “1 revoloteo

  1. desde que te lo escuché la primera vez, sabía que tal vez te tropezarías con la luna y te acordarías de mí… qué bueno que se incluyó en el CoraSón, y qué bueno que también fue uno de esos tajos.

    Me gusta

  2. por cierto, ese audio que compartes, fue de la primera vez que te escuché leerlo, por teléfono. jojojojo

    Me gusta

  3. Pingback: La Trola | Jaime Coello Manuell

  4. Pingback: Jaime Coello Manuell, yo mero, de nuez en la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería | Jaime Coello Manuell

  5. Pingback: Que el dolor no mute en mordaza, un poema para Javier Sicilia | Jaime Coello Manuell

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s