Eh Joe, de Samuel Beckett

Dos veces he asignado en clase leer a Samuel Beckett, en especial sus obras para radio y televisión,  y  quienes asistían al curso se quejaron por la dificultad de las historias del irlandés. Me sorprende, encuentro singular resistirse a la belleza traducida de origen; las obras fueron creadas con el lenguaje de un medio de comunicación masiva, y su forma refinada, transforma la soledad y la culpa íntima en gozo estético a cada cuadro.

Y así, de pronto supongo:  quizá es que Beckett, en piezas como Eh Joe, no cuenta de forma directa la historia o el relato o la anécdota o la acción, o como quiera llamársele, por el contrario, nos cuenta en el texto, la instrucciones para contar el cuento. Al lector no le dice de qué se trata, ¿para qué? si su destino está más allá, en el espectador.

Parece una forma efectiva de hacer llegar el mensaje deseado por el dramaturgo al público y minimizar las “correcciones” del resto de la cadena de producción… Habrá que probar la forma.

Pd.- El mayor reto es identificar la identidad de Voz.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Apuntes, Creadores, Literatura, Teatro

Una respuesta a “Eh Joe, de Samuel Beckett

  1. Pingback: Sam Beckett por Harold Pinter | Jaime Coello Manuell

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s