Teatro 2.0

En las propuestas que he revisado estos meses de Derrick de Kerckhove, hay una que me parece, en especial, interesante desde el punto de vista dramatúrgico. Desde su perspectiva, el teatro griego, la tragedia en particular funciona como un modo de cambiar el equilibrio de la síntesis de estímulos sensoriales que hace nuestra mente, de hecho coloca al teatro y la tragedia como un producto colateral a la creación y adopción del alfabeto fonético griego.

alfabeto griego

alfabeto griego

Uno de sus argumentos es que desde entonces se ha concebido a la memoria como una habitación vacía que puede ser llenada y, por lo tanto, vaciada; en otras palabras: la concibe con un escenario.

El reto principal, supuesto por De Kerckhove, en su Teoría sobre la Tragedia griega, es el que existió al principio de las representaciones con el cambio de los ditirambos al Teatro; de una fiesta en donde la multitud, todos y ninguno, se entregan al gozo, al placer y la danza… A la ebriedad. Luego, se transforma en una “actividad” de unos poquísimos y su comparsa quienes hacen como si fueran otros, y son vistos en total pasividad por los muchos, ¿cuántos más? Todos.

Seguro al principio fue difícil, no supongo que unos marineros del 500 a.C. hayan aceptado de buenas a primeras quedarse quietos en sus incómodos asientos en vez de beber y bailar, como se estilaba en la región.

teatroLa adopción del Teatro creó un imaginario colectivo, una suerte de categoría de modelos de conducta que se adecuaban a la forma de pensar de una minoría que dominaba el uso de la nueva tecnología, el alfabeto fonético, en un uso muy particular, la escritura para la escena, la misma escritura que producía una sumisión temporal de la responsabilidad de decisión por parte del público: al empatizar, se deja el poder de decisión en manos del personaje. Se deja el poder de decisión porque el cerebro del ser humano, su corteza con todas sus circunvoluciones, no distingue entre espectáculo y realidad, a nivel subconsciente se registra todo igual, como experiencia real… Así.

La supremacía de la visión, dice De Kerckhove, va cediendo terreno ante el avance de lo táctil de las tecnologías basadas en la electricidad, lo que no favorece en definitiva al Teatro, una tecnología que se apoya de manera significativa en la visión.

Y los teatros cada vez están más vacíos, ¿a la masa le ha dejado de importar el teatro?

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Apuntes, Arte, Literatura, Teatro, Teorías de la comunicación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s