Quieren privatizar la cultura

Ley SOPA, Ley Döring… ¿estupidéz galopante o avaricia burguesa sin límites? Ojalá hubiera más  gente como Silvia Federici y Naomi Klein, o libros como Calibán y la bruja o No Logo.

Mafalda vs Ley S.O.P.A.

Mafalda vs Ley S.O.P.A.

Cavilando en la Ley S.O.P.A.  y en la Ley Döring, pienso en esos ladrones modernos, en esos reyes disfrazados de banqueros, ¿quién iba a pensar en las postrimerías de la Baja Edad Media, cuando parecía que el trabao generalizado se terminaba, que sería más fácil entrar a la cárcel por robar pan que por quebrar países.

Hace menos de  100 años nadie hubiera creído que el agua sería privatizada, y aún así, hoy, el agua potable, en la práctica, lo está. “Entre broma y broma la verdad se asoma”, si seguimos esta lógica, en poco tiempo el aire mismo estará en manos de particulares, ya verán.

Mucho se ha escrito/grabado/dicho sobre la Ley S.O.P.A/P.I.P.A., pero lo de verdad preocupante es el contínuo interés y esfuerzo capitalista por privatizarlo todo. Al respecto, Silvia Federici le corrige la plana a Carlitos Marx con respecto a la mal llamada “Acumulación originaria”; en su tesis, ésta acumulación debiera llamarse despojo periódico. Después de leer unas páginas de Calibán y la Bruja, el libro de Federici, es claro cómo durante los 500 años de capitalismo, la élite burguesale ha arrebatado de la humanidad los ríos, la tierra cultivable, el espectro electromagnético, la diversidad de flora y fauna… Hoy, lo que parece querer la industria del entretenimiento (Times Warner, News Corp, Disney… Holywood) es privatizar  el conocimiento, el arte… la Cultura.

Con las implicaciones en la práctica de la entrada en vigor de estas leyes o la Ley Döring, la versión chunda mexicana, propuesta por el vergonzozo senador Federico Döring (¿qué se sentirá ser títere del capital, se dará cuenta?), es la privatización de las canciones con las que se vive la infancia, los personajes con los que uno crece, con las historias que dan forma al imaginario humano desde muy temprana edad. Tampoco es nada nuevo, hay otras intentonas a lo largo de la historia. De hecho, por medio de métodos deductivos diferentes, parecería que la galardonada periodista y economista canadiense Naomi Klein llega a la misma conclusión, vean:

Mi pronóstico: lo siguiente a privatizarse será el idioma y los sentidos.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Apuntes, Hachas de guerra

Una respuesta a “Quieren privatizar la cultura

  1. Pingback: Guerrilla de la comunicación | Jaime Coello Manuell

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s