Traición

Platillo del día: Traición, confianza fidelidad, frases célebres, tragedia y mito antiguo marinados con meditación y filosofeo, ahumados a la parrilla de las sinapsis más sofisticadas y todo sazonado con videíto de Lety Servín covereando a La Lengua (vid infra😉

¿su puñal lo prefiere en el lomo, señor?


Hablé de Creonte o Creón antes, y casi como por descuido pasé por el dilema que él le plantea a las hijas de Edipo: cumplir con la ley o cumplir con la fidelidad familiar. Ismene prefiere no meterse en problemas y dejar a su hermano insepulto, Antígona no puede hacer lo mismo, y por ello se le condena a ir viva a la sepultura. El pecado de la hija de Edipo es querer enterrar a un traidor a la ciudad…

Son moderados todos los que tienen miedo o todos los que piensan traicionar de alguna forma.

Ernesto “Ché” Guevara de la Serna

quizá sea traición, quizá sólo a mí me lo parezca

Polinice no fue, de modo alguno, moderado. En nada coincide con la idea del traidor, en absoluto se parece, en la leyenda y el mito, a los traidores clásicos de Occidente como Judas Iscariote o Bruto. Él no ha cometido delito, se le ha negado su privilegio real y, viene la contradicción, por eso ataca la ciudad que juró defender, su herencia, debido a una traición.

Si te quejas de que te traiciono, búscame enemigos a los que pueda odiar.

Pierre Corneille

pies tejidos

Pero ¿qué es la traición? Si eliminamos la ley, es decir la cosa del Estado y sus mascotas hemos despejado buena parte del camino. Otro ángulo es la traición en el amor, pero si es cierto el adagio: “En el amor y en la guerra todo se vale“, la traición deja de ser una acción cargada de significado, en estos casos es neutra como es neutro el valor de cualquier herramienta. Y aún está el caso de los conversos a cualquier cosa y otro adagio: “Por ella dejarás a tu padre y a tu madre“.

Más traiciones se cometen por debilidad que por un propósito firme de traicionar.

La Rochefoucauld

¿en las manos reside la confianza?

La lealtad se exige, por lo tanto pertenece al ámbito del rey, de la patria, instituciones o personas que imponen su voluntad sobre la mía y califican de traidor a quien no acata su palabra. Fidelidad, por su lado, implica una voluntad dispuesta a cumplir algún compromiso expreso o, al menos, a no engañar. La tragedia reside en la imposibilidad de manter una fidelidad aún sentida como necesaria; o en serle fiel  al indigno de confianza: al voluble.

El que revela el secreto de otros pasa por traidor, el que revela el secreto propio, por imbécil.

Voltaire

el sello ritual de la confianza en nuestra civilización: estrechar las manos

Así las cosas, creo, todo se reduce a la confianza, asunto voluntario, orientado a reducir la incertidumbre sobre las acciones humanas, el futuro, la naturaleza… la vida. La bronca es que uno siempre es selectivo con las personas y cosas en quienes ponemos nuestra confianza; y es lugar común decir que una vez perdida cuesta mucho trabajo recuperarla. La confianza es un poco caprichosa, reaccionaria, tierna, anaranjada tenuemente.

El traidor no es otra cosa que un déspota en apuros, que no puede hace su voluntad, sino resignándose a desempeñar un papel secundario.

Victor Hugo

Ya pa’ salir del tema áspero, ríspido, filosófico, se me antoja un relax con mi amiga querida: Lety Servín, covereando una rolita del colectivo La Lengua, incluída en el soundtrack de la película Las buenas hierbas de María Novaro (2010)

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Día a día

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s