Hermosas flores blancas que le iban bien de Constantino Cavafis

Konstantinos Kavafis

¿Y luego de los antiguos griegos qué? ¿Quién después de Homero, Safo, Sófocles y Hesíodo…  Constantino Cavafis de Alejandría. En su poesía sucede algo harto singular, cada vez que aparece una cafetería o Café, éste resulta ser como lo describió Vincent van Gogh: “En mi cuadro del café nocturno he tratado de expresar que el café es un sitio donde uno puede arruinarse, volverse loco y cometer crímenes“… Y Cayetano Cantú ha sido un traductor fiel, amoroso, delicado con el espíritu del poeta, ha re-creado la voz de Cavafis para el deleite de los ígnaros en griego moderno, como yo.

Hermosas flores blancas que le iban bien

Volvió a ir al café donde solían ir juntos;

fue aquí cuando su amigo le había dicho, tres meses antes:

“no tenemos un centavo; somos dos jóvenes en la miseria

sujetos a lo más barato; te digo sinceramente,

no puedo seguir contigo;

alguien más, debes saber, me desea”.

Este “alguien más” le había prometido

dos trajes y unos pañuelos de seda.

Para atraerlo de nuevo, movió cielo y tierra, consiguió veinte libras,

y por el amor que sentían;

por la vieja amistad, por el sentimiento.

El “alguien más” fue un avaro, mintió,

sólo le dio un traje después de mil ruegos.

Mas ahora, no desea ni los trajes ni nada,

ni pañuelos de seda,

ni veinte libras o veinte piastras.

El domingo lo enterraron

a las diez de la mañana.

El domingo hace una semana; sobre el pobre féretro, puso flores,

hermosas floras blancas que le iban bien;

matizaban con su belleza y sus veintidós años.

En la noche, cuando fue al café que solían ir juntos

(encontró un trabajo, la necesidad de comer);

una cuchillada fue el recuerdo

del desolado lugar que frecuentaba.

Constantino Cavafis, 1929.

Traducción de Cayetano Cantú, 2001.

Si te late la voz poética del buen Constantino, te dejo una versión de otro poema suyo: Esa foto, en voz de Eugenia León, ahi nomás 😉

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Café, Poesía

2 Respuestas a “Hermosas flores blancas que le iban bien de Constantino Cavafis

  1. Pingback: Kaffe, cortometraje | Jaime Coello Manuell

  2. Pingback: Sobre el café como pretexto | Jaime Coello Manuell

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s