Las Bodas del Cielo y el Infierno: OOPArt’s & McLuhan

Menú del día: Ensalada de Oopart’s aderezada con Marshall McLuhan y, como plato fuerte: Las Bodas del Cielo y el Infierno de William Blake.

OOPArt es un acrónimo de la frase en inglés equivalente a Artefacto fuera de lugar (Out-Of-Place-Artifact); son objetos hallados en lugares inexplicables, como un martillo fosilizado dentro de una roca de millones de años, atrás pilas de la antigüedad o cosas cuya manufactura sería imposible, tanto hoy como en el tiempo de su fabricación. Muchos son fraudes o mentiras, pero hay algunos verdaderos, como el Mapa de Piri Reis, carta náutica otómana realizada antes del viaje de Colón en donde la costa atlántica de América y la Antártica están presentes. Este artefacto por sí sólo hace necesario replantearse algunas “certezas” y “revoluciones” de nuestro tiempo, tales como la globalización.

Mitad del Mapa de Piri Reis, del lado izquierdo se asoma la costa de América del Sur.

Al inicio del Evangelio de Juan y del Kalevala, los dioses crean con la palabra porque ésta es materia moldeable, una que incide en la Realidad y establece la modalidad del usuario, es decir, cada palabra reacomoda el equilibrio entre conceptos, prejuicios, creencias… modifican, de forma literal, al usuario; por ejemplo en cuanto al humor. En las propuestas de Marshall McLuhan y de Derrick de Kerckhove, la tecnología, el medio u objeto: el artefacto (entendido como constructo humano), físico o abstracto funciona como palabra, tal y como he explicado; una palabra cuya etimología se debe buscar en las extensiones del cuerpo o de las habilidades de la mente. Entonces, ¿qué cosa extiende un oopart?, ¿la esperanza?, ¿la posibilidad, la potencia?, ¿el engaño?

Para estimular aún más la imaginación, les dejo una traducción propia de un fragmento del maravilloso poema Las Bodas del Cielo y el Infierno, obra de William Blake; a cuento porque este poeta y artista plástico también tuvo el buen tino de meditar sobre las cosas y su misteriosa naturaleza.

Los antiguos poetas animaron todos los objetos sensibles con dioses o genios, habándoles por los nombres y adornándolos con las propiedades de las maderas, ríos, montañas, lagos, ciudades, naciones, y hacia donde quiera que sus alargados  y numerosos sentidos podían percibir. Y en particular ellos estudiaron el genio de cada ciudad y país, situándolo bajo su deidad mental. Hasta que un sistema se formó, de lo que algunos tomaron ventaja y escalvizaron al vulgo mediante la realización o abstraer las deidades mentales de sus objetos. Entonces comenzó el sacerdocio. Escogiendo formas de adoración de los relatos poéticos. Y a la distancia ellos pronunciaron que los dioses habían ordenado dichas cosas. Así los hombres olvidaron que todas sus deidades residen en el pecho humano.

William Blake

The Marriage of Heaven and Hell (Fragmento)

Traducción de Jaime Coello Manuell

Detalle de la décima ilustración original para Las Bodas del Cielo y el Infierno, del mismo William Blake

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Apuntes, Obra de Jaime Coello Manuell

2 Respuestas a “Las Bodas del Cielo y el Infierno: OOPArt’s & McLuhan

  1. Pingback: El Penique de Maine y la tergiversación menor | Jaime Coello Manuell

  2. Pingback: Penique Vikingo de Goddard - EsasCosas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s