2 formas de esperanza: Luis Britto-García & Jorge Cafrune

 Hoy, esperanza: una minificción de Luis Britto García y una zamba interpretada por Jorge Cafrune.

De Luis Britto García sólo he escrito unas cuantas palabras y deberían ser más. Buena parte de su obra, amén de original y propositiva es útil, para pensar, para horadar supuestos comunes y cotidianos, por ejemplo su cuento Rubén. Aunque no sea abundante la disponibilidad de su obra en México, algo se encuentra en las librerías y mucho más en la web, por ejemplo, su blog personal.

 En otro orden de ideas, siempre he creído que la esperanza es una hermana menor de la fé, así pues, cuando releía después de algunos años la antología de minificción AndaNada de Thule Ediciones (libro por lo demás muy interesante debido a su impermeabilidad), mi corazón dió un salto, el siguiente es el texto:

El martirio de la esperanza 

Las mantiene vivas las esperanzas. Prefiero matarlas. Un árbol de esperanza germina dondequiera, en la calle o en los campos resecos. Ahí mismo están todos pidiéndole lo que se fue  o lo que no ha venido. Fortuna que los votos han de hacerse en voz baja, discretamente hablando a las hojas; partirían si no el alma, de tanto repetirse los mismos, mientras extiende el árbol su sombra. Conozco sus semillas. Veo germinar el primer tallo. Lo tomo para arrancarlo. No puedo resistir hablarle. Toda la noche se nutre el árbol de mí: cada vez más grande mientras yo más pequeño. Entonces eran otros tiempos, cuando podía descuajar las raíces. El árbol ahora bebe de las estrellas. Reclinado de su tronco seré uno de sus nudos. Sus raíces punzan tan hondo. Dolería tanto arrancarlas.

Luis Britto García

Pos ya como pa’ cerrar la entrada, les dejo otra perspectiva del mismo concepto de esperanza, creo; un videíto del argentinísimo Jorge Cafrune, El Turco, el de la canción causante de su muerte: en un concierto, una vez, el público le pidió cantar Zamba de mi esperanza, el bardo contestó “aunque no esté en el repertorio autorizado si mi mi pueblo la pide, la voy a cantar”, luego de esa interpretación se organizó que se le atropellara mientras cabalgaba hacia el pueblo de Yapeyú en la Argentina reprimida de la dictadura militar.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Géneros cortos, Literatura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s