Max Havelaar o las subastas de café de la Dutch Trading Company

Max Havelaar o las subastas de café de la Dutch Trading Company es, quizá, la novela más atesorada por la industria cafetalera internacional. Escrita con el seudónimo de Multatuli (El que mucho ha sufrido) por el holandés Eduard Dowes Dekker a mediados del siglo XIX con un estilo-profecía lo fragmentario de la literatura del siglo XXI. Primera entrega-Generalidades.

El caso de la novela es singular, ya que desde una perspectiva se inscribe en la tradición de la literatura no profesional y por otro, su autor anhelaba con fervor devenir en autor destacado, no sólo eso, se convirtió el autor holandés más destacado del siglo XIX. Su lectura, en una primera instancia parece una especie de Torre de Babel: las distintas voces se unen poco a poco a un coro no siempre acorde a la estética tonal común y corriente. Un recurso usado con maestría es el contraste y, de hecho, gracias a esta técnica existe unidad y coherencia en una novela trabajada con maestría y ahínco en las descripciones, en la representación de los distintos personajes, pero muy en especial del protagonista: Max Havelaar, quien aparece hasta el final de capítulo sexto.

Jakob van Lennep

La publicación no estuvo exenta de contratiempos, Dekker le confió el manuscrito a un abogado y escritor, quizá demasiado influenciado por Walter Scott, de cierta fama ahora desvanecida, llamado Jakob van Lennep, quien además de modificar sin arte ni autorización la novela (sustituciones de pasajes enteros, modificaciones en las expresiones que consideró como “subidas de tono”, y sustituyó nombres de personas y lugares por iniciales y una serie de puntos), le arrebató los derechos de autor, se entabló la batalla legal pero no fue sino hasta la muerte de Lennep cuando Dekker recobró la potestad sobre su obra.

Hasta ahora sólo tengo información de la existencia de ésta traducción al español: Max Havelaar, o las subastas de café de la Compañía Comercial Holandesa, traducción Francisco Carrasquer, Los libros de la frontera, Barcelona, 1975. Yo conseguí un ejemplar de una edición de Penguin Group en una convención de la Specialty Coffee Asossiation of America; no está de más observarlo: hoy esta novela es casi desconocida, pero en su tiempo contribuyó a derrumbar el sistema colonial holandés en Java y Sumatra, mediante una crítica aguda, sin duda es un texto influyente, quizá decisivo para la política tanto interna como internacional del gobierno holandés de la segunda mitad del siglo XIX.

A continuación les comparto un video en holandés sobre  Jakob van Lennep:

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Apuntes, Café, Literatura

4 Respuestas a “Max Havelaar o las subastas de café de la Dutch Trading Company

  1. Pingback: Max Havelaar, Humo & Café y la literatura no profesional | Jaime Coello Manuell

  2. Que tal Jaime:

    encontre tu blog por una imagen que me gusto, tengo una pagina de cafe, en el que promuevo la venta por medio de maquinas de vendig, el cafe que utiizamos es en grano y es una mezcla de Oaxaca y Chiapas. veo que haz hecho reportajes sobre el cafe, la intension de contactarte es saber si puedes compartir informacion para enriquecer mi pagina.

    saludos

    Me gusta

  3. Pingback: El Controlador Verbrugge de la novela Max Havelaar, alguien que sólo hace su trabajo | Jaime Coello Manuell

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s