Archivo de la etiqueta: origen del cafe

Leyendas sobre el origen del café IV

la antigua ciudad de moka

La antigua ciudad de Moka

Aún hay otro origen del café: Un muchacho de nombre Hadki Omar peregrinaba a La Meca con su maestro, Shandeli, quien debido a la edad y la fatiga muere en el camino. Antes de morir, Shandeli previno a Omar: cuando su espíritu abandonara la cáscara del cuerpo se haría presente un fantasma a quien deberá obedecer. La noche siguiente de la muerte del maestro sucedió: el espectro hizo brotar una fuente de agua, le ordenó llenar su odre con el líquido y caminar hasta que el agua se agitara. Omar así lo hizo y en la ciudad de Moka el agua se agitó. Allí, en la urbe, la gente padecía un mal extraño;  Omar pudo curarlo con oración e imponiéndoles las manos. Su fama se hizo grande.

De lujo pa’ leer la entrada: Ish Lonak Ini, de Mohammed Saleh Abd Al-Saheb Lelo & Haitham Hasan, de la compilación The music of Islam Vol. 4.

La cosa del ambiente 😉

El sultán lo llamó a palacio para curar a su hija. Omar lo hizo, pero también se enamoró de la heredera. Fue desterrado porque planeaba raptar a la dama y sus planes llegaron a oídos del sultán. En el destierro, un ave se posó sobre una rama y cantó alto y claro. El canto llama la atención de Omar  quien inspecciona el arbusto porque no lo conoce. Arranca un fruto rojo y pequeño. Su sabor le parece tan único, y le reanima de tal manera, que hace del café el sustento de su cuerpo. En el exilio, este fruto y sus cocciones le ayudan a pasar la soledad y a curar enfermedades y dolencias. Su fama de curandero se hace aún mayor y al cabo del tiempo, el sultán le permite regresar… A la leyenda.

Mocha, Yemen

Mocha, Yemen

Lo cierto es que el café ha acompañado al ser humano por varios siglos. Se han encontrado pruebas de la domesticación del cafeto en Etiopía desde, al menos, el siglo X y es entre los siglos XIII y XV que se populariza en el mundo musulmán, con epicentro en Al-Makha (actual Moka), en Yemen. Será hasta el siglo XVI que el café mudará de leyendas y saldrá de la órbita del Islam.

2 comentarios

Archivado bajo Apuntes, Café

Leyendas del origen del café III

El tercer nacimiento del café: Las cabras del monasterio sufí de Chehodet, en Yemén.

Monasterio de Chehodet en Yemén

Chehodet, monasterio sufi en Yemén.

La tercera leyenda del origen del café, hace pertenecer el rebaño sagrado a un antiguo monasterio de Yemén, en la península arábiga; famoso por sus agotadoras sesiones de rezos y plegarias durantes las noches. Las cabras eran parte fundamental e íntima para la comunidad de monjes: de ellas obtenían piel para sandalias y vestido, lana, grasa, carne… La vida entera de Chehodet, el monasterio, giraba en torno a estos animales. Cierto día, mientras pastaban, las cabras encontraron un arbusto cargado de suculentas bayas carmín. al llegar la noche, estas cabras, dóciles por lo general, se negaron a entrar en los establos y pasaron la noche entera retozando por los alrededores del monasterio. Estos hechos no agradaron a Omar Shadhili, quien era la cabeza del monasterio; dispuso que algunos de sus monjes siguieran al rebaño durante todo el día, hasta identificar alguna cosa nueva, algún alimento inusual. Cuando los monjes le llevaron las cerezas y las hojas de cafeto, Shadhili hizo una infusión con ellas que después bebió; al sentir cómo el ánimo se le desbordaba de sus corazón llenó de alabanzas y bendiciones a Alá y su Profeta. El café, recién descubierto se instaló como bebida corriente y adecuada para soportar las largas jornadas de oración nocturna. El video final es una muestra de lo que queda de la música folcórica y tradicional yemenita, luego de una dictadura; hay de todo: canto, flauta, lata de keroseno, platillo de bronce… algo así debió escucharse el rezo de los monjes del monasterio entre las rocas, en Chehodet, cuando nació el café.

2 comentarios

Archivado bajo Apuntes, Café

Leyendas sobre el origen del café II

Otra leyenda sobre el origen del café, tiene como personajes a un rebaño de cabras y a su cabrero y sucede en la antigua Abisinia (hoy Etiopía). La versión más popular es la del “De saluberrima potione cahué seu café nuncupata discursus”, del libanés Fausto Antonio Naironi, profesor de lenguas en la Roma del siglo VII.

Kaffa, Etiopia

Mapa de Etiopia, con la región de Kaffa destacada.

En ésta historia, el rebaño se encuentra en la región de Kaffa; le pertenece a un pastor de nombre Kaldi o Kaddi, quien nota inquietas  a las cabras por las noches, los animales no reposan, por el contrario, retozan por todo el lugar. Al día siguiente no las pierde de vista y así encuentra que han comido de un arbolito desconocido de frutos rojos. Kaldi toma un puñado de bayas y las lleva con un sabio para preguntarle sobre el secreto de esa planta. El monje huele las bayas, hace una infusión con los frutos y huele el perfume que se levanta del agua caliente… Entiende que es una bebida buena para los hombres y, quizá, una compensación por la prohibición de ingerir vino.

Otra vez nace el café.

 Pd. Si ves esta nota antes de leer la entrada, te recomiendo leerla con el Yrgacheffe dub de Dubtopia (Yirgacheffe es otra región de Etiopía), de fondo; si ya la leíste, igual escucha la rola, es buenísima 😉

3 comentarios

Archivado bajo Apuntes, Café