Archivo de la etiqueta: violencia

Ustedes son los que tienen miedo de morir, yo no, entrevista con Marcola del PCC

Cineasta, crítico, periodista y escritor carioca.

Ustedes son los que tienen miedo de morir

La entrevista que Arnaldo Jabor publicó como realizada a Marcos Willians Herbas Camacho, “Marcola”,  el temido supuesto líder del Primeiro Comando da Capital (PPC), en Sao Paulo, Brasil. Aunque Jabor la publicó como efectivamente realizada al narcotraficante, ha habido quienes lo presentan como un ejercicio similar al que hizo Orson Wells con la adaptación de La guerra de los mundos a la radio, con el que causó pánico en EEUU; su impacto fue tal que incluso el estudio de Hadley Cantril al respecto ha sido cuestionado pero, aunque resultara ser sólo un hipérbaton, eso no suaviza su lógica desgarradora y cruel. ¿Y yo me pregunto si ésta entrevista entra en la categoría de lo que se dice Posverdad?  A continuación la entrevista completa en castellano:

Entrevista con Marcola del PPC

¿Usted es del PCC?

Más que eso, yo soy una señal de estos tiempos. Yo era pobre e invisible. Ustedes nunca me miraron durante décadas y antiguamente era fácil resolver el problema de la miseria. El diagnostico era obvio: Migración rural, desnivel de renta, pocas villas miseria, discretas periferias; la solución nunca aparecía… ¿Qué hicieron? Nada.

¿El Gobierno Federal alguna vez reservó algún presupuesto para nosotros? Nosotros sólo éramos noticia en los derrumbes de las fabelas de los cerros o en la música romántica sobre ’la belleza de esas montañas al amanecer’, esas cosas… Ahora estamos ricos con la multinacional de la droga. Y ustedes se están muriendo de miedo. Nosotros somos el inicio tardío de vuestra conciencia social ¿Vio? Yo soy culto. Leo al Dante en la prisión.

– Pero la solución sería…

¿Solución? No hay solución, hermano. La propia idea de ’solución’ ya es un error. ¿Ya vio el tamaño de las 560 villas miseria de Río? ¿Ya anduvo en helicóptero por sobre la periferia de San Pablo? ¿Solución, cómo? Sólo la habría con muchos millones de dólares gastados organizadamente, con un gobernante de alto nivel, una inmensa voluntad política, crecimiento económico, revolución en la educación, urbanización general y todo tendría que ser bajo la batuta casi de una ’tiranía esclarecida’ que saltase por sobre la parálisis burocrática secular, que pasase por encima del Legislativo cómplice.

¿O usted cree que los chupasangres no van a actuar? Si se descuida van a robar hasta al PCC. Tendría que haber una reforma radical del proceso penal del país, tendría que haber comunicaciones e inteligencia entre policías municipales, provinciales y federales (nosotros hacemos hasta conference calls entre presidiarios…) Y todo eso costaría billones de dólares e implicaría una mudanza psicosocial profunda en la estructura política del país. O sea: es imposible. No hay solución.

– ¿Usted no tiene miedo a morir?

Ustedes son los que tienen miedo a morir, yo no. Mejor dicho, aquí en la cárcel ustedes no pueden entrar y matarme, pero yo puedo mandar matarlos a ustedes allí afuera. Nosotros somos hombres-bombas. En las villas miseria hay cien mil hombres-bombas. Estamos en el centro de lo insoluble mismo. Ustedes en el bien y el mal y, en medio, la frontera de la muerte, la única frontera. Ya somos una nueva ’especie’, ya somos otros bichos, diferentes a ustedes. La muerte para ustedes es un drama cristiano en una cama, por un ataque al corazón. La muerte para nosotros es la comida diaria, tirados en una fosa común. ¿Ustedes intelectuales no hablan de lucha de clases, de ser marginal, ser héroe? Entonces ¡llegamos nosotros! ¡Ja, ja, ja…!

“La post miseria genera una nueva cultura asesina” Marcola

Yo leo mucho; leí 3.000 libros y leo al Dante, pero mis soldados son extrañas anomalías del desarrollo torcido de este país. No hay más proletarios, o infelices, o explotados. Hay una tercera cosa creciendo allí afuera, cultivada en el barro, educándose en el más absoluto analfabetismo, diplomándose en las cárceles, como un monstruo Alien escondido en los rincones de la ciudad. Ya surgió un nuevo lenguaje. ¿Ustedes no escuchan las grabaciones hechas ’con autorización’ de la justicia? Es eso. Es otra lengua. Está delante de una especie de post miseria. Eso. La post miseria genera una nueva cultura asesina, ayudada por la tecnología, satélites, celulares, Internet, armas modernas. Es la mierda con chips, con megabytes. Mis comandados son una mutación de la especie social. Son hongos de un gran error sucio.


¿Qué cambió en las periferias?

Plata. Nosotros ahora tenemos. ¿Usted cree que quien tiene 40 millones de dólares como Beira Mar no manda? Con 40 millones de dólares la prisión es un hotel, un escritorio… ¿Cuál es la policía que va a quemar esa mina de oro, entiende? Nosotros somos una empresa moderna, rica. Si el funcionario vacila, es despedido y ’colocado en el microondas’. Ustedes son el estado quebrado, dominado por incompetentes. Nosotros tenemos métodos ágiles de gestión. Ustedes son lentos, burocráticos. Nosotros luchamos en terreno propio. Ustedes, en tierra extraña. Nosotros no tememos a la muerte. Ustedes mueren de miedo. Nosotros estamos bien armados. Ustedes tienen calibre 38.

“Ustedes tienen la manía del humanismo. Nosotros somos crueles, sin piedad.” Marcola

Nosotros estamos en el ataque. Ustedes en la defensa. Ustedes tienen la manía del humanismo. Nosotros somos crueles, sin piedad. Ustedes nos transformaron en ’super stars’ del crimen. Nosotros los tenemos de payasos. Nosotros somos ayudados por la población de las villas miseria, por miedo o por amor. Ustedes son odiados. Ustedes son regionales, provincianos. Nuestras armas y productos vienen de afuera, somos ’globales’. Nosotros no nos olvidamos de ustedes, son nuestros ’clientes’. Ustedes nos olvidan cuando pasa el susto de la violencia que provocamos.

"Palabras de Jabor"

“Palabras de Marcola”

– ¿Pero, qué debemos hacer?

Les voy a dar una idea, aunque sea en contra de mí. ¡Agarren a ’los barones del polvo’ (cocaína)! Hay diputados, senadores, hay generales, hay hasta ex presidentes del Paraguay en el medio de la cocaína y de las armas. ¿Pero, quién va a hacer eso? ¿El ejército? ¿Con qué plata? No tienen dinero ni para comida de los reclutas. El país está quebrado, sustentando un estado muerto con intereses del 20 % al año, y Lula todavía aumenta los gastos públicos, empleando 40 mil sinvergüenzas.

¿El ejército irá a luchar contra el PCC? Estoy leyendo Klausewitz, ’Sobre la Guerra’. No hay perspectiva de éxito. Nosotros somos hormigas devoradoras, escondidas en los rincones. Tenemos hasta misiles anti-tanque. Si embroman, van a salir unos Stinger. Para acabar con nosotros… solamente con una bomba atómica en las villas miseria. ¿Ya pensó en eso? ¿Ipanema radiactiva?


Pero… ¿No habrá una solución?

Ustedes sólo pueden llegar a algún éxito si desisten de defender la ’normalidad’. No hay más normalidad. Ustedes precisan hacer una autocrítica de su propia incompetencia. Pero ser francos, en serio, en la moral. Estamos todos en el centro de lo insoluble. Sólo que nosotros vivimos de él y ustedes no tienen salida.

Sólo la mierda. Y nosotros ya trabajamos dentro de ella. Entiéndame, hermano, no hay solución. ¿Saben por qué? Porque ustedes no entienden ni la extensión del problema. Como escribió el divino Dante: ’Pierdan todas las esperanzas. Estamos todos en el infierno’.

Deja un comentario

Archivado bajo Noticias, Periodismo

Póquer de jaikús de Amiri Baraka #BeatGenerationJaiku I

¿Quién fue Amiri Baraka t.c.c. LeRoi Jones?

Amiri Baraka t.c.c. LeRoi Jones

LeRoi Jones a.k.a. Amiri Baraka

Amiri Baraka nació el 7 de octubre de 1934 en Newark, New Jersey, EEUU y le nombraron Everett LeRoi Jones, pero luego del homicidio de Malcolm X decidió convertirse al islám sunní que aquel practicaba y adoptar oficialmente su nombre de batalla.

Su polémica obra de teatro The Dutchman and the Slave se montó por primera vez en 1964 y ganó un Obie, y se convirtió en largometraje en 1967. Ésta fue la última obra que el artista produjera como LeRoi Jones, y es un buen ejemplo de cómo Baraka utiliza el arte como aguijón para despertar las conciencias. Existe una traducción al español en el rarísimo libro Teatro Norteamericano Contemporáneo de Ediciones El Milagro.

El póquer de jaikús de Amiri Baraka en traducción de Jaime Coello

Amiri Baraka no sólo escribió el siguiente póquer de jaikús, o poemas con ese aire de familia del jaikai o formas poéticas derivadas del jaikú, sino muchos otros textos; de hecho nunca intentó, en realidad, escribir jaikú, no de una forma pura, digamos, pero la brevedad y agudeza del arte nipón le influyó, al menos durante la relación con el resto del grupo de plumas que después se conoció como la Generación Beat.

En sus letras, los textos que más aire de jaikú tienen no son chispazos sino explosiones de luz y sentido, dirigidos a despertar una conciencia acomodaticia y apoltronada en el supuesto confort que produce el sistema del amo. A continuación te comparto un selección de los poemas de Amiri Baraka que mayor sustancia poética y más parecido tienen con un jaikú y que, además, son grandes textos cuya traducción no fue sencilla pero sí gozosa.

Baraka-Ginsberg

Amiri Baraka y Allen Ginsberg en una lectura en Nueva York

 #BeatGenerationJaiku

Catch27

AmiriBaraka t.c.c./a.k.a. LeRoi Jones

LeRoi Jones, jaiyín

 

The real problem

Is you dont know

The real problem

¿Captas? #27

El verdadero problema

Es que no conoces

El verdadero problema

LeRoiJones t.c.c./a.k.a. AmiriBaraka

Amiri Baraka, jaiyín

In the Funk World

If Elvis Presley/is

King

Who is James Brown,

God?

Brown vs Presley

¿El Dios o el Rey?

En el Mundo Funk

Si Elvis Presley/es

Rey

¿Quién es James Brown,

Dios?

 

Fue fundador del Black Arts Repertory Theatre, la revista Yugen, People’s War Press y Totem Press entre otras cosas. Su labor como escritor lo ha llevado por la poesía (como dije más arriba, en un inicio muy cerca de los Beats), el cuento, la novela, la crítica, la música, la dramaturgia, el ensayo…

En él, los límites entre el escritor comprometido y el activista nunca fueron claros, no por nada el FBI tiene un expediente gordo sobre sus actividades. De hecho, el poema que abajo adjunto provocó que se le cuestionara y se le acosara durante un tiempo por la administración del sanguinario sheriff Bush. El que sigue es una prueba, en su voz, de porqué sus letras merecen toda mi atención, ¿la tuya?

3 comentarios

Archivado bajo Apuntes, Arte, Creadores, Jaikú, Jaikú de la Generación Beat, Literatura, Poesía, Teatro, Traducciones de Jaime Coello Manuell

La vacuidad

 

Pistachón ZigZag

En una mano: Clark Kent, Peter Parker, Pistachón ZigZag, Presunto culpable, las ciudades, la ilusión de la Libertad de presna, el monopolio que de la violencia “lícita” hace el Estado; y en la otra: V for Vendetta, Anonymus, WikiLeaks y Julián Assange, Quetzalcóatl y Thor… Resultado: La Vacuidad.

Imagino que hace muchos siglos, en los albores de la humanidad, el anonimato fue desconocido. Si eran pocos humanos, todos valían por ser ellos en singular, y no sólo por pertenecer a la especie. Luego, la civilización llegó. Nadie sabe muy bien cuándo (después de la agricultura, claro), ni cómo; a veces, Mesopotamia y sus ciudades son los primeros, otras ocasiones se informa que Catal Huyuk es anterior, otras más se le da la primogenitura a Creta… Pa’ pronto, hasta la Atlántida, Marte o el mismísimo paraíso terrenal.

La cosa es que luego de hacinarnos en ciudades, la opción de huir se convirtió en obsoleta, y ¿pelear?

Imágen de La Atlántida, tomada de esencia21.wordpress.com

Escapar de quien monopoliza el uso lícito de la violencia. Pero ¿huir a dónde? Pa’ dentro. La disolución de la importancia personal, el ocultamiento de la identidad se volvió una necesidad. Todos los humanos encerrados en ciudades, con una multitud de ojos atentos en cada uno.

¿Y qué tal que, como sucede en México, el poder se divierte jugando con un Presunto culpable? ¿Qué hacer cuando el “poderoso”  grita “Libertad de prensa” para callar a los incorformes? ¿Parecería obvia la decisión si en nuestra vida cotidiana existiera algún ideal? ¿Cómo cambiar las cosas, si nada tiene sentido? ¿Cambiar qué?

V for Vendetta

Los periodistas se han convertido en los nuevos héroes, antes, Aquiles o Thor, Quetzalcóatl o Shangó, ¿hoy? Quizá Clark Kent, Pistachón Zig Zag o Peter Parker, pues no son casualidad Julián Assange, ni Anonymous… ¿Quién si no los periodistas nos sacan del confort del anonimato? ¿A quién si no a los periodistas atrapa el fuego cruzado de la guerra en México? Si tan sólo no fueran los medios tan cercanos a las cúpulas, ¿cómo evitar que la crápula política corrompa al medio? ¿Cómo hacer incomprable algo, alguien? V for Vendetta de Alan Moore se antoja posible, casi inevitable… ¿Por favor?

¿Y todo para qué? Si el mundo se acabó cuando Europa sometió a los continentes para heredárselo al imperio gringo… Ésto es sólo pesadilla.

2 comentarios

Archivado bajo Día a día, Géneros cortos, Obra de Jaime Coello Manuell